¿Qué hay detrás de los retablos y cuadros del Gran Maestro Pedro Ortega?

Soy una persona que siempre ha tratado de hacer lo que le gusta, lo que le nace, lo que cree -Gran Maestro Pedro Ortega

Aplaudimos al Gran Maestro Pedro Ortega por haber sido parte de la Feria Internacional de Artesanías de Puerto Rico el pasado mes de mayo. También lo felicitamos porque será parte del International Folk Art Market en Santa Fe, Nuevo México, en julio de este año. Para ambos eventos, Don Pedro se preparó y se ha preparado con meses de anticipación para poder llevar sus célebres cuadros y retablos de papel. Por esta razón, queremos presentar todo lo que hay detrás de sus creaciones, pues cada obra significa días y meses dedicados al trabajo artesanal.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Para poder mostrar todo lo que le implica a Pedro Ortega crear una de sus piezas, y qué hay detrás de éstas, visitamos su taller ubicado en Tláhuac. Una vez en su taller, el Gran Maestro nos habló de todo el proceso que requiere la elaboración de un retablo o de un cuadro de papel. Hay artistas que hacen todo a mano alzada pero en el caso de Don Pedro casi todo el proceso se planea y sólo quedan unos detalles donde le es posible improvisar. A continuación, describimos su proceso creativo acompañado de unas fotografías y de algunas ideas y pensamientos que el maestro nos compartió para mostrarnos todo lo que hay detrás de sus creaciones:

  1. Pedro comienza haciendo los marcos que delimitan sus cuadros los cuales muestran una sola escena. En caso de hacer un retablo, el cual tiene múltiples escenas, debe hacer los marcos que delimitan el retablo y que además, separan las escenas. Para ello escoge los patrones –inspirados en el Barroco Mexicano– que ha diseñado previamente en papel china para otros cuadros:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

El menor tiempo para elaborar un retablo es 3 días… desde el diseño, el forrado, el montaje, todo el decorado de fuera, todos los personajes. Sí lleva aproximadamente tres días el más pequeño que es de 14 por 12 cm aproximadamente. Los procesos son largos…

  1. Una vez que escogió el diseño que irá alrededor de su cuadro, debe calcarlo con un finísimo punzón sobre un cartoncillo:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

  1. Después recorta, con otro punzón, el diseño que se plasmó en el cartoncillo:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Nuestros ancestros picaban el papel pero con las navajas de obsidiana.

  1. Así quedan las piezas ya cortadas que integrarán los contornos de los cuadros:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

  1. El siguiente paso es darles dos capas de pinturas y una última capa de pintura brillante. El maestro usa unas pinturas especiales hechas a base de pigmentos naturales:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Como ya estamos globalizados hay que hacer artesanía con papeles ingleses, tintas alemanas y navajas chinas… Al final uno se queda con lo que más le funciona.

  1. Después del proceso del teñido, la pieza se perfila con tinta china:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

En unos talleres uno talla, otro lija, otro pinta, otro decora, otro le da el acabado y otro firma. Yo no hago eso, yo hago todo el proceso.

  1. Después la pieza se voltea y se le hace un poco de repujado para que el papel tenga diferentes texturas. Finalmente, se le da volumen enroscando el pedazo de papel en unos palillos diseñados por el mismo Pedro:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

En el Barroco Mexicano la escultura la hacían los talladores, luego venía el especialista que encarnaba, el que hacía la carne. El encarnador daba la textura de la cara, de las manos, de los pies . También estaba el que hacía la ropa. Un cuarto era el que ponía las cosas de oro. Yo antes hacía mis personajes muy planos y cuando leí sobre los decoradores que daban antiguamente volumen y chapitas, yo empecé a hacer eso.

  1. Así quedan las piezas de papel con color y con volumen. El maestro las guarda en bolsitas clasificándolas por color. Tener este orden le permite agilizar el proceso de creación:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

  1. Por otra parte, se lleva a cabo el proceso de crear los personajes en donde se repiten los mismos pasos con los que se hicieron los marcos del cuadro. El maestro comienza calcando sus personajes previamente hechos en papel china, sobre un cartón y termina el proceso cuando ya teñidos, y perfilados con tinta china, les da textura para que simulen las 3 dimensiones:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Muchos de los personajes están basados en mitos y leyendas de aquí, del pueblo.

Algunas escenas son alegorías a los pueblos pescadores, las cosechas, la diosa del maíz tierno.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Las sirenas representan una parte de la cultura de aquí. Hay una historia que narra que un hombre que andaba pescando en el lago encontró a una sirena, allá por el año de mil ochocientos y tanto. Este hombre que andaba en su barca vio a la sirena chacualeando, decimos nosotros, revolviéndose en el lago y la vio y era de ojo azul, güera, de pelo largo y el la sacó, le dio las manos, pero el hombre al ver que la mujer tenía cola de pescado se impactó tanto que se desmayo y tuvo varios sueños. Durante tres, cuatro días que permaneció ahí desmayado soñó muchas cosas con las sirenas y las relacionó mucho con las diosas de la fertilidad, con las diosas de la abundancia. Alguien recuperó estas historias en un libro que se llama Embrujo.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

  1. Otro de los proceso, consiste en armar la base sobre la cual se van a colocar todos los adornos hechos previamente con papel. La base debe planearse muy bien para que el diseño que surgió de la imaginación de Don Pedro se asemeje al diseño físico:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

  1. En caso de que la obra sea un retablo, se deben armar las piezas que integran la estructura. Esto, para poder forrarlo con papel estaño y colocar los contornos de papel y los personajes que integran las diferentes escenas:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Me gusta usar mucho la bandera. Ese es el distintivo de haber sido hecho en México. A lo mejor peco de patriota.

  1. Después de haber armado todo el cuadro, el último paso es el enmarcado que lo preservará en perfectas condiciones y servirá para poder colgar la creación sin causarle daño alguno:
Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Crédito fotográfico: Archivo Fomento Cultural Banamex, A. C.

Todo lo que hago lo he aprendido de forma autodidacta. Yo lo único que hacia de chamaco era dibujar. Copiaba los dibujos de los periódicos, los de Walt Disney, copiaba al Pato Donald, a Mickey Mouse. Copiaba yo toda una serie de personajes, hasta los de Rius, los Supermachos y los Agachados.

***

Finalmente podemos responder que detrás de los retablos y cuadros del Gran Maestro Pedro Ortega hay un proceso exhaustivo de creación que comienza con una infinita imaginación. Hay pasos meticulosos que definen la calidad de su trabajo y que le dan un alto valor a su obra. Hay días y meses como tiempo elaboración y años como tiempo de aprendizaje. Hay colores y formas. Hay historias personales y de vida. Hay recuerdos de la infancia. Hay alegorías a las tradiciones y leyendas de Tláhuac. Pero hay sobretodo una satisfacción personal porque el maestro se ha dedicado a hacer lo que le gusta, le nace y lo que cree.

¡Felicidades Don Pedro!

 

¿Te gustaría visitar el taller de Pedro Ortega y adquirir sus piezas? Consulta aquí el directorio de lo Grandes Maestros.